Embarazosa.


Es por allá, bien por acá cerquita.
Dónde esta Guada?
Esta durmiendo, dice Fede y el vientre era un estallido de emociones de colorinches, de exaltaciones de ternura hermosa.
Es entonces cuando los niños sienten.
Es entonces cuando los niños viven, ahí dentro de mamá.
Sabes qué Fede?, la Guada te escucha.

Almo

De las opiniones divididas al menos entendemos, que el problema es una moral para con el dinero. Este último sigue dividiendo a la gente.

Rutina 3

La gente que reniega de su edad no tiene la edad mental suficiente para tener la edad que tiene.

Entendé ya es hora.

Ella. Ella había surgido.
Surgió de un contacto de virulencia. De extremidades sin pudor. De un sudor en las calles. De una hipocresía de conquista. Como globos del aire, esperando pincharse. Circunferencias oblicuas, cautelosas de desearse. Sexografía y anatomías de cuerpos revolcándose. De enganchar inmoralmente por ahí.

Ahora las mías migajas, pedazos de mí. Hojas que están en fuero de discusiones. Que vuelan, vuelan y se desangran.
Desangrar y partir. Verbos en infinitivo...

Date cuenta: Ellas no están. No están! Ellas no se encuentran. Están tan solas. Solas como marionetas sin mí.
No pudiendo ahora manejarme, manejarse, es mejor dejarme fluir. Fluir…
Claro que si! En el inconciente están las personas... Por más que quieran taparse... están ahí. Esperando salirse.
Pensemos mejor en las revoluciones. En orillas de mares con Bob Marley bajo el brazo que toca una guitarra.
Tenemos el corazón algo alocado. Tenemos tantas promesas fantásticas.
Debemos de cumplir las promesas.
Promesas de salir al mundo... a verlo... y darle su revés.
Exponiéndose ahí... para nosotros... Para llenarnos... para recargarnos de su energía.

Etapa guardada, etiquetada en un frasco, frasco de emociones. Ahí, en el interior.

Después de uno... y solo después... ese mismo uno comienza a proyectarse.


Rutina 2

Por aquella tarde, se conjuro un calido mar de emociones, alguna de ellas pasajeras. Hacían meditar, hacían delirar, pensar tanto hasta anudarse con ideas demasiado locas…
Eras un irremediable estallido de frescuras en el aire… una sustancia química inventada, inventada para mí. Que yo inventé. Que reinvento a cada instante de mirar, mirarte, mirarnos, encontrarnos, y abrazar.
Pero ha llegado la hora de decidirnos, de decidir.
Que quiero yo?
Que querés vos?
Que queremos?
Que buscamos?
Que hacer?
Que sentir?
Que pensar…
Que pesar!
Creo que los milagros para con la vida son poquitos. Sobran a veces. Vos sos hoy mi milagro.
Pero también creo nunca saber cuando es la última vez.

Rutina 1

Fue ayer y no me acuerdo.
Eran unos cabellos caballos silvestres.
No encontraban sinergia. Como una mezcolanza de brillantes glaciares.
Derritiéndose… Derritiéndose en mí.
Híbridos.
Secuencia de actores, que divulgaban escenas… que me entretenían. Dejándome anonadado.
Unos sutiles mariachis cantores… de las serenatas nocturnas. De amantes, de amores.
Comencé a escribir por entonces unos escritos de encomienda... Y ahora me doy cuenta de que de alguna u otra forma, siempre, acabas escurriéndote por mis cuentos.
Yo siento, de verdad siento, los sueños propagarse… Y es tan bueno ser el propagador de sueños…
Pero vos… vos sos como las piezas de museo.
A robarse. A robarte de mí.
Dejándome… pieles rotas.

Sonámbulo


A veces se acostumbra uno a no dormir pk le cuesta tanto demasiado intentar…se quiebra divagando por solo hebras de memorias inciertas…Con el incienso comiendo olores… uno se salva de la vida…
Fascinado por mentir… los días sin sueño duelen, verdaderamente duelen…
Es triste no poder, ni saber como hacer para soñar…

Cariños.org

Ohhhh!!! La onomatopeya.
Empiezo a proyectarme… a proyectarme con vos…
-Abrí esa ventana, abrila! Dejá que corra el aire… Para no desmayar.
Estamos mirando la ecografía del mundo. La escenografía con viento.
-Vení… Veinte más acá…
Pocos centímetros más acá para acercarte.
Deslizante…
Soy dadivoso. Y vos también. Sos un pequeño puñado de sutilezas. De caras hiper kinésicas. Motivadoramente expresivas. Sos un shampoo para llorar… con olores invaluables, exquisitamente deseables.
Vemos nuestros caramelos confitados… chocolates en la mesa.
Jugaremos a ser payasos, a ser mimos. A hacernos mimos? Ojalá.
Por allá afuera existe un reflejo, es el momento oportuno para “la luna terapia”.
-¡Que exclusiva!
Ella se celebra siempre tan exclusiva… Alguien quizás nos estará escuchando?
Y creo oír en los interiores nuestros, en las habitaciones nuestras, de nuestros calmos espíritus, las voces de unos solsticios de conciencias en trance, en letargo…
-Los oímos cariñosos!
Pero yo a veces prefiero los silencios, y vos, vos también…
Lo que brilla como rojo es tu rostro. Dícese de sentir curiosidades y de sentir vergüenzas.
Él siente: ya es la hora de apagar las luces. Entonces él apaga las luces… O fue ella?
Se llevan mil años más allá. Los mil años más allá van de la mano.
Las cabezas inquietas… y nuestros corazones están enfermos.
Suenan sapos en la orilla, le cantan cualquier cosa a sus esposas.
Damos besos que son besables, y así se forma un círculo infinito, en el que besas y te beso.
-Anillos de bodas? No...
Yo suspiro entre tus labios para no morder tus pucheros… Y vos, vos propones millones de cosas, que no las entiendo… Me estaré haciendo viejo?
-Haciéndome más viejo decís? Por qué? Si me sigo riendo igual que anoche...
Hagamos lo que vos quieras, lo que quisiéramos o lo que quisiera yo. Me da lo mismo. Me da igual.
Me sonás a un acorde de guitarra… Sino fuera por este viento, mañana no te irías.
Pero… Qué es mejor?

Milagros.

Hay milagros de día y de noche. De verano y de invierno. Para los fieles y los infieles. Para los pacientes y los desesperados. Que llegan de improvisto, de un día para otro, o se hacen esperar. Los que son para enamorados y para los que esperan estarlo. Los buenos milagros y los malos milagros. Los milagros de los que esperan y los milagros de los mal logrados. Y estamos nosotros, los que esperamos que la vida se nos llene de milagros, para que se nos simplifiquen las cosas.

Cultura log.



En la genealogía de la vida no conocí a personas tan inmunes al cambio climático… ¿merecían ser así? Espantado…todavía meditando que escribir…encima contando las horas para dormirme…y la hoja todavía me devuelve lo blanco. Me estima tanto como yo a ella…pero yo no me dejo pulsar, escribir con ansias de hacerlo. Me he cansado de llegar a ver al mundo al revés...fantástico ¿no?
Prohibido estacionar, prohibido manejar, prohibido imaginarse, prohibido aclarar, embellecer, asomarse, festejar. Comunicar y encontrarse. Dejé de lado la cultura, vendí la que hace mal. Es preferible ser mediocre o adjuntar la de afuera, como la basura que se recoge y que después se tira por inutilizable.
Viste… así uno termina haciendo esas cosas pk las fantasías eróticas no pudieron cumplirse... se abre paso una nueva manera de comentar uno la vida. La curiosa manía de investigar. La curiosa manía de loguearte.
Siempre inexplicablemente desee sentir lo mismo que vos...
Y te soñabas maniatada a mis pies sin pensar en que diría yo cuando muy tarde, muy a destiempo repitieras amor.
Y depende de que sonrisa finja ahora al verte. Las fotos parecen un milagro. Ojalá supieras conservar tu extrañeza y mostrarme lo difícil que eres. Lo disímil que trataras de parecer. Palideces. Pareces turbia. Pero te me enredas tan adentro, tan mía.
Nunca tuviste un perro faldero que te soporte igual que yo. Me noto raro a pesar de imaginar la entrega. Yo mismo fui el mentor de nuestra propia melodía.
Me sentó con la reverencia como si fuera clérigo. Nunca le hubiera puesto otro nombre que no fuera: Mi CPU.
Tuvo dos spots multitudinarios en su vida…uno le costó la consagración de su carrera, otro, el más mesiánico, le hizo llegar a la cima del mundo conocido de las mejores cadenas publicitarias de mensajes cortos…y sin sentidos.
La parodia, la comedia, la realidad, y soñar sin que sea abstracto. Para mi es perfilarse entre el gran orificio que espera a uno entre la espada y la pared. Vislumbrar sin que sea común. Sala de juegos perversos.
Degusten con sabor amargo... Así la dicha se convierte en magnificencia...Y apuesto a que vendes toda tu cursilería por un puñado de moños de colores nefastos, que le quitan brillo a tu hermosura, y que reflejan lo superficial que eres.
Bienvenidos a la web...

Crudeza.



Siempre fue de tener las manos frías…y con esas mismas manos acariciaba, tocaba y abrazaba…, es claro que no podía ser con otras manos. Sus manos eran reflejo de su esencia…fría, frívola, lluvia de invierno, opaco crepúsculo. Ponzoñosa. Escénico retrato que no acongoja, ni sufre por ver sufrir…complace ver muerte, dolor y angustias…
Se cortaría la cara antes de sonreírle a la vida.
Se vuelve hermosamente macabra la persona que desea hacer tanto mal, sin importarle los riesgos de arriesgarse por ello. Goza en hacerlo, no confía en nadie, ni quiere sentirse querida. Egoísta supremo. Congoja, ira y venganza contra los nadies que no han hecho todavía daño alguno. Anida en la paja de la cara ajena. Descorazonada. Volátil. La mismísima crueldad suprema. ¿Cómo revertir la emotividad de semejante organismo

Inmoralmente fanáticos.



Y los arlequines bailaban, y bailaban, danzaban al compás de una música poco conocida para ellos.
Me imaginaba si alguna vez las canciones se hicieran y deshicieran como trapos, del derecho y del revés… que seria de la música alocada…
Y la música se reiría de ella misma… de los autores que la crean… ellos mismo se reirían de ellos mismos al verse bailar…
Las melancolías, los destapes del tiempo, los amantes, los narcisos, el conocimiento y los desamores… todos juntos marchaban hacia la música… y nadie los detenía… pk a través de ella… las cosas eran contadas, sulfuraban emociones… las cosas así eran decidas… todos eran decidores del mundo, del pasado y del tiempo… y así las cosas eran creadas y se mantenían vigentes… suponiendo culturas…
Y todo suponía una gran fiesta de jolgorio… hasta alguien prometió dinero… y el dinero supuso ofertas de mercado… y los decidores ya no quisieron ser los mismos…
Y así la música dejo de ser lo que era… lo que era mejor era mejor por éxito en consumo… lo mejor en ranking no era efectivamente y literalmente la mejor de las mejores músicas… la música se convirtió así en un fin en si mismo… el crear por crear y no por querer decir, soñar o pensar quizás un mundo diferente…Y así las vanguardias se fueron, quizás algún mago las detuvo…
Lo peor de todo, es que los que escuchábamos la música no lo pensamos… seguimos recibiendo a la música como la música perenne. Desde entonces la música pasó a ser el típico ejemplo del arte por consumo…

Motivarse.



Aquí me encuentro pensando una vez más que sería de nosotros sin el viento, ¿no?
¿Que sería de nosotros sin la necesaria cursilería?
¿Es necesaria la tristeza? Y sino ¿pk existe?
Siempre me sentí un torbellino de emociones y alegrías... que no paraba y arrasaba con todo... pero la fuerza se me esta yendo y tan solo tengo brisas para respirar y seguir adelante. Pero a la larga se que es por estar haciendo malabares con tantas cosas...
La vida es la vida...nunca sabemos que nos va a tocar ver o ser a la vuelta de la esquina....lo bueno es saber preparar la cabeza y el corazón para vivirla, que eso es lo único y lo mas lindo que nos queda hacer con ella, y la más hermosa sensación de poder experimentarla.
Sin embargo, a veces uno siente que no sabe lo que quiere....
Yo por ejemplo tuve una crisis a mitad de año....no de las proporciones bíblicas con las que uno dibuja o suele contar a los demás sus problemas, pero crisis en fin.
Luego descubrí la literatura... y mi amor por el arte... y las cosas de ese estilo…
Lo mismo me pasó con la música. En realidad al escuchar música uno siente que ve algo... o que se eleva... o pasa algo que se experimenta de diferentes fulgurantes maneras. Por eso es que escribo, a veces leo...dibujo y pinto...y sobre todo hay mucha pero mucha música.
Y también me contento con llenar un vacío que ocupan las artes de todo tipo cuando presencio alguna obra o algo por el estilo.
Pero a su vez te puedo jurar que no profeso ninguna especialidad...ni religión. Ningún título promete que me defina como la persona que soy cuando llegue la hora de presentarme a alguien. Un título no hace mejor a las personas.
En fin. En realidad creo que todo surgió pk necesitaba sacar provecho al yo que llevaba dentro...
Lo tengo dentro pero a veces necesita soltarse...
Y ahora sigue normal todo…
Lo de siempre sigue normal…
No se si alarmarme pk sigue normal...o no
O trabajar para que cambie algo…
O quizás dejar todo como estaba...es decir normal...
O capas, sería mejor cambiar todo para que este anormal y quizás así la vida sea, tal vez, por una vez más, más interesante.
Sin embargo por acá suele estar todo lleno de nubes…
Por allá llovió algo? Quizás alguna lágrima?
Quizás sienta hoy, algo más que el sueño…

Pasaporte



¿Por qué te haces el mariscal de campo de una noche de flagelo?
Auspicia mi producción de nervios: licores de menta de la vida marca “comprate un amuleto de la suerte”…
¿Comiste pan flauta? ¿No te das cuenta que es ilegal andar con un perro tan faldero?
¿Y si alguien se vuelve inestable? ¿Y si se te pegan los remordimientos de la claustrofobia? ¿Cuáles son las generaciones pasadas que vivieron sin miedo? ¿Quizás la tuya, la mía o la nuestra?
Sentir llorar mis memorias. ¿Como resuenan las hierbas del sendero? Siento la lluvia… se me revuelven las ideas, estoy indigestado de pensamientos… quiero quebrar la ropa… ¿pk se dobla si lo intento?
Como que no estoy haciendo las cosas como quiero, pero si estoy haciendo lo que quiero. Es como que tengo la teoría del universo paralelo…una dicotomía de plena existencia dentro…
Pero que un alma esté confundida significa que le faltan respuestas, y un alma a la que le faltan respuestas, es porque tiene muchas preguntas. ¿Verdad?
Y un alma que se hace preguntas... está activa, viva…, eso es bueno.
Lo bueno es nunca dejar de buscar las respuestas.
En parte, se que estoy así porque mis hormonas me juegan una mala partida.
Pero no... No son sólo los dolores.
Ya te lo dije.
Mi día puede ser tremendo... hermoso o pasable.
Pero siempre.
Al final.
Cuando vuelvo a casa.
No hay nadie... que me espere...
Nadie a quien esperar.
Solo alguien que alcance querer o que en sus posibilidades extremas me sugiera: -quiero que me dejes como hasta ahora, solo quererte...
Espero que se me cierren las estrellas, a ver si es que me regalan a alguien que me mime toda la noche, hasta que consiga descansar del sueño.

Mamboretá.



Lo que uno recuerda, es lo que jamás quisiera recordar.
Y uno así se da cuenta de que no tiene a nadie.
Y cuando uno obedece a su conciencia, se da cuenta que le es extraño aquello que extraña, por lo cual todo se le vuelve subjetivamente extraño.
Letal. Casi imprudente.
De repente, le carcome la temperatura de lujuria que lleva en el pecho, ella misma es la que lo incita irse a dormir con cualquiera que le proponga unos mimos toda la maldita noche…
Y pensar que antes, mucho antes, deseábamos estar solos…
Y ahora si. Al fin solos…
Solos en soledad. Sin nadie.
Sin nadas.
Vos y yo… mi mejor amante. Yo y mi propia conciencia.
Terminando cuenco, obtuso. Meditante. Observador.
Que más quisiera hacer en este momento que tener el derecho de amar a alguien.
Ser, solo ser, y no más que ser.
Es la analogía de un pobre bicho raro, de esos que comen piojos, a veces, como escusa cotidiana que pide permiso a la vida para poder vivir. Para creer y mirar a un futuro a través de sus ojos. Ojos que muestran una desdichada mirada perdida. Ojos que lloran. Ojos que sienten, quizás, sinsabores de soledad.
Amarguras de un vino añejo.
Como membranas de la conciencia que le hacen penar a uno de vez en cuando

Distracciones.



Y los aviones pasaban, pasaban planeando bajito. Y cada vez más bajito. Y nadie se daba cuenta de que esos aviones iban a estrellarse en el piso del aula de clase. Oportunamente, la maestra exaltada, buscaba al aventurero aviador, al creador de resistentes fuselajes, de tales maravillas volando en la paz del curso, de la increíble originalidad, del magnifico creador de sueños

El teatro



Escuchando el aire, pensando, pensando.
Debería saber cuando la vida se inquieta.
Debería desinstalar el aparato inalámbrico que me tiene sujeto a la tierra.
Pasáme el destornillador que acá la vida no da tregua.
Hay más casas que individuos, sin embargo muchos no tienen hogar.
Las palabras tartamudean solas, no se dejan decir, ni mucho menos, dejarse hablar.
No hay mujeres sin silueta que no pongan sus colas al sol.
Hay muchos obtusos de ingenio, o sin genialidad.
Quien da lumbre en el oscuro, quizás sea mejor que yo.
La historia que se escribe es una historia con olvidos, como sujeta a tabúes de recuerdos y aprendizajes y que no nos sirven. A esta historia la escriben los hambrientos de saber…
Vivimos desgraciando bondades, serenándonos con paciencia para parecer gestapos de nuestras propias ideologías…
Empresarios dogmáticos…

Unplugged.


El momento intenso.
La terapia.
Entre lo blanco y lo negro, aquello que se me pone de color.
Entre las coloraciones de mi rostro veo sinalefas de vos y yo en algún lugar del mundo.
Preguntémosle al destino que significado tiene una lengua en el cuello, tu rostro sobre mi hombro, y una mano que surca mi costado, atándome vaya a saber a que diestro conjuro místico.
Las cartas zodiacales.
Las adivinanzas de chicos…
Y los pasos tirados en el piso. La derramada demasía de locura y de besos…
Las guitarras, sus sonidos, y el eco de tus sabores que me amalgaman a tu vida…
Que me descubres escurridizo, anonadando tu cuerpo, desecho. Hermosamente dibujado.
Y las caricias, parecidas vergüenzas. Si te toco o no, es tu miedo, es el mío.
Nada en la vida es tan chistoso como yo, como vos… como nosotros convertidos en dos.
Como nosotros manifestando la parálisis de una ocurrencia oportuna, que inhabilita. Que me des ganas, que me seducís. Que me condujiste a la malicia. De tratarte como quiero, como te lo mereces.
Tus piernas son milagrosas… y amo que me las regales, que sean de mis disfrutes.
Sos como los ángeles esperados, encontrados. Desvestidos.
Como las parafrases a cualquier por qué de esta hora, de este momento, de este minuto en vos.
Acabando de confundir una locura con un típico cuento.
Los océanos cóncavos que asoman por sobre la ventana.
Los vientos descalzos sobre una tumba de sudor.
Tu sensatez en la mañana…
Y yo, acá… estoy un poquito, me siento un poquito, más cerca de mí mismo.

Adagios.


Del nuestro querer.
Basta! Basta!
Cortala!
En fin... te quiero... y eso me basta...
Sé que es algo del querer... pero no me pidas definiciones de medidas.
Me alcanza con quererte y recordarte,
Siempre...
Al igual que vos, extrañar un poquito también…
Es que no encuentro la forma de medir el querer.
Sólo puedo hablar de querer o no querer.
O formas de querer.
O de sentir... o de sentirnos.
Me sentís?
Miráme, Te quiero!
Suficiente o demasiado?

La tía broma.
No me vas a decir que no,
la broma pasaba por aca,
la señora broma pasaba por aca,
y me pidio decirse,
entonces la dije,
pero ella me incitó,
lo juro.
No te enojes.
Fue todo culpa de la broma.


Querer tener.
Tengo la imagen cautiva de tu pelo recorriendo mi almohada.
Quiero: yo, mi casa, vos y millones de caramelos curativos.
Me los imagino a mí/yo/él y a tuyo/vos/ella, sin duda, observándolos desde el cielo de mí esquina.

Tengo una silla rota en el patio, todo lo rotamente desarmado, todas las posibilidades de que algo salga mal.
Quiero: toda la negatividad de la Ley de Murphy.

Tengo la fiesta de elefantes rosas que vienen a visitarme.
Quiero: la tuya voz, el mío silencio.

Tengo el vivo sol pasando por la ventana, iluminando mi casa. La música perfecta para escuchar esa imagen. Y muchísimos soles que imitan el sol grande, aquí cerquita, adentro.
Quiero: un repertorio de violines para pintar de colores la muerte. Que apaga, conspira y hasta duele.

Tranquilo... todo sigue estando igual que ayer...
A veces algo extraño viene a recorrerse. Sulfura.
O mejor, todo sigue estando.


El hacedor de capitales.
El señor anciano coleccionaba millones de porquerías,
El señor anciano creía en el mundo capitalista.
El anciano señor, manipulaba en el mundo de las cosas chatarrezcas.
Se siente febril por la compra venta de acciones.
El que más acapara más tiene.
Pobrísimas novedades de un mundo salvaje…
Y el señor anciano siguió, enfermizamente acaparando cosillas.
Las cosillas no dejan de ser eso, solo cosillas.
Se cosifica la vida…
La vida es una cosa…
El cuerpo pide cosas, la mente pide cosas.
Circuncidados para acaparar cosas.
Acomodar todo metódicamente desordenado.“Es verdad que el sistema es cruel, injusto, turbulento, pero es el proveedor de la mercancía, y basta de protestas, ya que es esta mercancía lo que ustedes quieren.

Sentido


El sentido del amor no tiene mucho sentido,
somos libres para que sea el sentido de lo sin sentido el que decida nuestro camino en un viaje que puede llegar a no tener mucho sentido,
pero hay que arriesgarse porque sino la vida no tendría sentido.

[Kike]

Mariposas.


Si pensás mucho, pero mucho, en una persona del sexo opuesto… que puede ser?
Siempre, siempre, siempre, siempre, siempre, pero siempre, me gusto como era.
Y no es una exageración, ni ningún tipo de enaltecimiento hacia su persona.
Que bueno que te guste
Me gusta que te guste...
Eso hace que me guste a mí también.

Todo, todo, pero todo, en serio, todo, pero todo su cuerpo era algo así como la suma de divinidades. De las mejores manualidades, de los mejores artesanos. De todo el conjunto del esoterismo. Una magia chocante de belleza embellecedora.
Recuerdo que no estoy exagerando.
Ella era como ese lugar donde todas las casitas apuntan hacia el norte… muestra de la templanza.
Ella dominaba ideológicamente cada ontología de mi ser.
Era la pregunta con las mejores respuestas acerca del futuro de mi vida.
Mi matrimonio perfecto. El casamiento a metros de distancia.
El fin de mis modales. El inicio de mi estupidez.
Una caminata boba alrededor de la luna. Mi luna claro, era ella también.
Aunque creo que ella no orbitaba sobre mí. Sino que yo hacia que todo lo mío girara alrededor de ella. Ella mi centro. Mi sol. Mi sistema.
Mírame, mirame. Mirame! Por dios mirame.
Ella reniega. Esta empeñada en negarlo, en negarme.
Sí, yo soy algo asi como el amor de tu vida. Yo, hago que redefina sus ideas de no creer en el amor a primera vista.
La bomba del tiempo. El sermón eterno para entregarle el alma.
Mi excusa en las noches.
Era… era ella… tan ella, como una mas de las cualquieras que solían pasearse por acá…
Y a ella, a mí ella, tan ella como ella en mí, tan existentemente ella solo siendo ella dentro de mí, tan exquisitamente ella, la bella, a ella y solo a ella como a todas las demás, a ella, la deje ir.
Que es ver sino disfrutar de verte?

Cura cura


Que supone ser el oxigeno cuando ya no hay aires…?
En que forma metafórica descubriremos a Dios.
Me alejo de la rutinización estúpida, sin sentido, aquella que supone ser de la vida…
Lo normal. Lo “normalito” diría yo.
Hace tiempo que no se asientan las hordas, los amares, el sentir.
Hacía ya mucho tiempo que dejaba de mostrarse como maniatada.
Ese árbol no se ve tal como es, tras de él aparece, más allá, algo mas allá de la realidad. La configuración de un destino, la omnipotencia hacia el todo, la tranquilidad deseada.
Un pensar paulatino. La pausa de los males. El cansancio trascurrido.
Una cosa si era de saberse…
Aquellos ojos, suponían adentrarse en el infinito. Inspirados en la desdicha, la ambigüedad de los porqués, para sincerarse con los motivos. Y los motivos de la vida, a veces no son muchos. Quizás, a veces, indebidos. Inciertos.
Ojos pensados para la impotencia.
Trata de buscar sentidos… Y dado el caso, hacía mucho que por eso ya no se saboreaba la vida: Cuando los sabores se amargan, cansan. Y todo era un supuesto.
Mira a través de las hojas, de las ramas. Tratando de embellecerse. Más allá de las lágrimas, apartándose del mundo.
Con las lucecitas el llanto se desdibuja.
Y la tristeza palidece.
Pronto, muy pronto ella se irá. Para eso, después de eso, cada uno dibuja un destino.
- Podés contar conmigo.
- No hace falta que lo digas.
- Te quiero, y a veces es más fácil no decir nada.

Entonces… gritamos tan fuerte…, y despertamos encontrándole el sentido a la vida.
Es hermoso verte llorar y que me pidas consuelo. Me hace sentir importante… lo siento, lo creo. Vos me lo decís…
Saber callar ayuda a decir las cosas.

Soportes

Ahhh…
La película de la vida…
Los 8 mm que ruedan frente a mi, y yo que la veo pasar.
Los cañones que acosan. Me acaban. No se soportan.
No quiero las luces.
Esconderme. Desaparecer. Ni siquiera quiero el camino a casa…
Los cambios repentinos de las cosas…
Cuando funcionan, funcionan, en caso contrario de la vida, las vuelvo funcionales, atrayéndolas hacia mí.
Para acá, hacia mi desidia.
Las conjuro con mi descompromiso.
Las risas primaverezcas, los deslices, las miradas de pureza y de complicidad.
Esas cosas que te da la reciprocidad, no?
Parece tan magico cuando se siente…
Y a la vez suena como tan irrelevante pk siempre esta.
Ni ambigua es la cosa.
A veces se suelta y es lo flexible, a veces es presión la que no soporta.
Entonces, me odias haciéndome querer.

Feliz dia….

Si algun dia escribiesen sobre mi, quizas tambien vos aparezcas indudablemente en esos conjuros. Por los años de caminatas, te acordas?
Hay muchas historias, algunas las prediseñamos juntos. En otras solo te aparecias como por la magia misma, a dar volteretas por aquí. Y entre las blasfemias de niños que soliamos soltar, tambien mirabas raro, y mirabas con risa. Tambien con carcajadas…
Eramos un angulo casi perfecto…. La arista de los problemas de padres…
Eramos la orbita, vos girabas ante mi, y yo formaba los equinoccios del tiempo.
Los “subes y bajas” eran los solares, nuestros afrodisiacos.
El barro nuestro mejor escultor!
Hubo un lapso de demora.
Me pare…
Di la vuelta… y al final, como en la calesita, vos estabas ahí, siempre cuidando mis espaldas.
Gracias…
Cuando volvemos para atrás?

Feliz dia….

Maniatura.



Hace como dos nochecitas que llegadas ellas empiezo a causar sensaciones de pelotudeo en mi.
No se si serán lo cogollos…
Que será?
Es como un vacío en el vientre… sin haber comido. Un mes.
Como cuando te agarra sueño. Pero de vagueza.
Y el desgano. Otra vez la extrañeza.
La dejadez.
Y los retorcijones del intestino…
Sin ganas de nada. Y ahora, la preocupación de invadir, invadir la vida con el sinsentido, el de no hacer nada, la nada, la nada ataja. Nieva.
Pobrerío de ideas. Y ni siquiera me limito a pensar, o a querer pensar en tener ganas.
No me dejo a nada.
Me dibujé una bola de nieve justo a la altura de la panza, ahí donde supuestamente se siente la cosa. Y nieva más.
Intente prender fuego en la cocina… y nada.
Seguro hay luna llena estos días.
A principios o fines de cada mes sale la luna llena.
Puede ser que sea por eso…
Que te estas volviendo más sensible.
Y ahora, ahora sientes a la luna. Ya dejo de nevar!
Cuando ella esta llena es más fuerte.
O bueno, se siente más!
Estoy raro, quizás algo estará cambiando en mi…
El sentir, se siente.
Me quedaré disfrutando de mi sensibilidad…
Y ahora, ya no hay ganas de que llueva… tampoco de llorar.
- ¡Que sutil!
- Y… la gente, la gente a veces se vuelve loca. Su deber es hacerlo.

Encalamité juci

En consonancia con los pajaritos, me puse a pensar en lo bueno que sería ubicarse sobre la esa ménsula y mirar hacia abajo sin temor a caer. Sería fantástico saber volar sin la necesidad de contar con alas. Echarse a volar como analogía de formas fantasmagóricas, risueñas, ensoñadoras, vivientes… con libertad.
En silencio del viento…
Las hojas…
En el polvo, en el aire, los aromas de vaguedad…
No me conformo solo con mirar…
Y vos miraste sólo el horizonte…
Nos llevemos de la manito…
No me conformo con mirar…
Que me importa a mí el horizonte, hay tanto antes de llegar hasta allá.

Seduciendo.




Como si confundiera su boca, atajando besos y al reparo de envolturas de caramelos después de degustar semejante dulce sabor.
A cariños mal pensados. A las búsquedas de desconsuelos. Al tinte mal pintado de los bordes del sendero. Incapaz de seguirme el paso. Empecinado en perder la huella.
Como el negro nunca antes visto.
Me consumió en las venas. Con el calvario de un asesino. Así corone en mi lomo, a su lúgubre piel de hilo. Tiritaban mis entrañas. Y entre medio de tanta selva, la aferré a mi pecho. Inamovible belleza.
Se durmió en mi lecho. Se durmió aferrada en un abrazo, a mi lado, demostrando ser la perfecta escusa para dejar sentirme débil por un instante.

Cenestesias...


Cenestesias...

Y descubrí como las formas van y vuelven, al igual que los sujetos. Tal cual, como las hojas en el viento, que recorren un camino impensado. Van y vuelven al deseo de las brisas, de las ráfagas, del viento. Y los recuerdos no mueren… y las personas viven, vienen y van… solo somos un espacio sulfuroso ahí en la medida del tiempo, insertándonos en él con nuestras biografías…A veces sólo hemos de sentirnos, ni más ni menos, que pequeñas biografías. Y las cosas vienen y van, planean en el viento… y las personas renacen, vuelven y vendrán en el tiempo traídas por el viento… pk no nos basta la vida… mas allá del tiempo deseamos tenerla. Al final yo ya no soy ni biografía, ni recuerdo, ni me vence el tiempo, no existe ya el espacio, ni ninguna de aquellas cosas que explicar de lo material… no soy recuerdo ni memoria… me elevo al igual que el viento, a través del tiempo… Puedo ya mirar las cosas en esencia, pk mi esencia es ya la vida misma. Solo pk me siento… eternamente vivo.

Creando. Sintiendo. Vagando.


Creando. Sintiendo. Vagando.

A veces siento un turbante de ligereza. Prontamente descarrilaré mi vida para hacer muchas cosas que nadie me permitió hacer de niño.
Me absorbe la destreza galopante, para ponerme intranquilo.
La paz reina inmersa en lo natural del fluir de un torrente de agua, que a veces reseca.
Casi llegando…entre los muros del tiempo…como quien se vuelve pardo…de masticar tanta tierra…
Algunos cruzaron y emprendieron un largo viaje….se volaron hacia aires insípidos …menoscabando almas en paisajes desolados, donde las hojas vuelan sombrías….con sólo bailar entre la brisa y el sol…agotándose ellas mismas de tanto naufragar, distantes…mas allá de todo…en el equinoccio de la madre tierra.

Amante...


Parpadea que parece nublado, simula una llovizna copiosa pero finita, sencilla, que penetra, pero que a la vez es fría, sombría porque es otoño.
Hoy lo veía al paisano santo cantando una serenata…
Ese muchacho solía pasearse por acá...cerquita...pasaba por frente de casa...recuerdo que se sentaba en la esquina de casa...a divagar...
Trataba de imitar mi afinidad para con las muchachas
Pero claro...
Eso es virtud solo de algunos virtuosos que cultivan su virtuocinio.
Uno nunca se puede olvidar de aquellas personas que realmente quiere...
-Se puede?
o estás ocupado?
-Eh? si... se puede
-Un cigarrillo negro... pk? Como anda?
-Acá ando, con mucho sueño... con ganas de letargo, vo?
-Bien...agobiado. El calor... me hace mal..., como va, que hace?
-Nada… los días hasta ahora solieron suceder tal o premeditadamente planeamos
con algunas arbitrariedades de la naturaleza pero...tranquilos en su finitud
-Muy bien, me alegro entonces.
-Lo que si la rutina agobia.
-Viste... la rutina mata
-Y tu?
Tu tienes rutina también al igual que yo?
Como es la vida por allá cuéntame.
-Y la vida se extraña. Pero pueden existir opciones a la vida...pero opciones que sean realmente opciones...
-Suele suceder. Me ha pasado...
-Siempre pasa con seres estimados...
O queridos
- Mira. Aquellos soles alguna vez fueron míos.
- Ahora entiendo mejor, concuerdan más mis sospechas…
Tenemos que hablar
Mi mente también esta cambiando...
Deberíamos de tener una charla paranoica.
-No me vengas con el mito de las sendas peatonales...pk en mi vida no hay
Ojala el tiempo me regalara un trozo de su vida, entre las once y las seis, para dormirme y luego desvelarme, para después sentirme descansado
Aquella persona simula berrinches, los escuché que han sonado. Porque ahora oigo truenos momentáneos que imitan su voz.
Así termine yo con las cosas.... No me arrepentí nunca la verdad...
Pero lo vivido nadie te lo saca... y el amor hacia las cosas o las personas mucho menos...
- Así que de alguna forma tratas de reacomodarte al mundo...
A mi me pone muy triste la verdad... Pensar que hay personas que creen que las personas son mejores o peores personas por como se ven...y no por como son.
- Pero eso no es necesario...eso es para rutinarios nocturnos...los que tienen un hábitus incorporado. Decime la verdad: ¿Cómo se escribe literalmente “corazón de piedra”?

Sentir Sentirte...


Sentir Sentirte...

El sentir se siente...
Recuerdo que eramos dos mirando la pequeña luna. Recuerdo que soliamos regalarnos estrellas.
Y que soliamos pensar en los pajaros, y porque no tambien en las nubes, y que soñabamos con llegar a ellas y formar parte del cielo.
A veces llegar a desvariar era lo mas comun entre nosotros, queriendo ser participes de alguna que otra forma de locura extraña.
Lo dificil era elegir.
Lo dificil a veces era hacer los sueños realidad...
Lo comun era pensar en recordarnos para no extrañar.
Siempre sobraban las miradas para saber ocultar lo que era nuestro y que ahora estara ahi, formando parte de tu aire, o del mio.
Siento sentir, respirar...
Siento respirar al campo, a la lluvia y al viento.
Apartarme de lo mio seria,quizas, lo mas facil.
Ojala fuera tan facil como que ahora me llenaras de abrazos...
Quince minutos me sobran para decirle a alguien que te extraño, que todo, absolutamente todo se extraña...
Y uno sabe que quiere caminar hacia atras para regresar el tiempo...
Soliamos mirar los pequeños soles, que se hacian y deshacian, del derecho y del reves.
Disfrutaba mucho adivinar donde y cuando los pequeños soles aparecerian, pk iban y venian, vagaban por los cerros como si alguien los hubiera sacado a bailar...
Y entonces entendi que en tu lugar, lugar de envidiar, era uno de esos pocos lugares donde podiamos ver realmente que hay un cielo despues del cielo...

Familia


Cuando volvi el tiempo habia estado ahi como una hoja inamovible...
como si todo hubiera estado hecho para la quietud.... inimaginablemente inpensado...
otra vez.... los nuevos eran quizas los mismos de siempre...
y asi los extrañamientos rejuvenecieron
y despues volvieron a madurar cuando nos dimos cuenta de que extrañar
no era quizas transformarnos... sino que el creer crecer es posible... siempre lo fue...
mas alla de las distancias, siempre hubo y habra para nosotros una verdad...
la familia.

Utopia-


Utopia-

Hacia alla voy... me dirijo firme... con mis pasos que demuestran cada una de mis convicciones...
Era eso... aquello se divisaba un poco claramente y un poquito inalcanzable, quizas... Pero alla estaba... deseaba alcanzarlo, mi sueño, mi utopia...
Agarrar con mis manos para garantizar el disfrute por conseguir aquello que anhelaba tanto...
Y que quizas ahora no tengo...pk tambien habra veces que alcanzo aquello que no esperaba, pero que estuvo ahi, a metros del lugar hacia el cual me dirigia...
Al final no alcance lo inalcanzable, pero llegue muy lejos con intentar, y en el camino encontre tambien muchisimas fortunas mas!

Abrazos...


Abrazos...

Cuando uno extraña, sabe que extraña tantas cosas...
Aprende a saber que todavia no ha aprendido lo suficiente a querer... Se vuelve inexperto de las cosas del alma, de las emociones, de los afectos...
Quizas uno se queja de que no alcanzo nunca el tiempo para abrazar y apretar a la gente, a los suyos... para sentirlos como es debido. O no? Para intentar hacerlos un poquito mas suyos en el apreton...
Se suelen extrañar muchas cosas... todo, absolutamente todo, se extraña. Hay melancolia en demasia.
Se extraña aun mucho mas que antes, cuando por entonces se pensaba en aquello que se iba a extrañar...
Partirse a veces en dos... Crear una simulacion virtual de acercamiento.
Recordar para no extrañar, para no llorarnos. Recordar para acordarse, volver a reconocerse... y entonces ya no extrañar. Ya no mas.
Entonces aprendo a dar mejores abrazos... a ser un letrado en mecanicismos... experto en logicas del utilitarismo emocional. Dominar el tiempo, el espacio.
Aprendo a buscar abrazos, a conseguirlos... a querer y soltar.
Buscar motivos de apapachos, ocasionales, pero perfectamente planificados.
Quiero abrazar...
Extrañar, entonces, no significa dolor...

Recuérdame...


Recuérdame...

Terminaron las distancias... los encuentros casuales, las maravillas sin sentido.
Y pesar de todo, quisiera de verdad algún día, volver a ver esa cara más de cerca, aún mucho más que cuando alguna vez lo hiciera, mucho, muchísimo antes.
Recordará mi rostro, sus palabras y las mías? Las nochecitas de nuestro verano? Las sinceridades? Quizás también, la distancia?

Namora...



Nunca pensé tener tal conducta de extrañamiento para con las cosas de la casa... Espíritus? No... no creo.... Pero... ¿Que será?
El aire se esta enrareciendo... el mareo me prepara para la taquicardia... la respiración somnolienta me quita la bravura...
Desvanezco sobre la alfombra... creyendo que muero. Me preparo para el incendio repentino de toda la casa, pero eso no ocurrirá.
Cuídense de los payasos del circo...

Cuerpos...




Desdicha, ambigüedades... impurezas.¿quien fuera el ideario?¿Quien?
Acaso han apagado la luz de la media tarde!?
Creados en serie.
Esclavos! Para ellos eruditos...Todos, todos despilfarrados. Piltrafas sin estilos. Descorazonados... Casi inexistentes. Surgidos del equivoco de la naturaleza...
Pobres almas mal llevadas hacia los detrimentos del estilo... Sabrán de que están hechas las modas? Como surgen las estéticas?
Involuntarios... Falsas figuraciones de rostros.
Cuerpos, cuerpos sin rostros, rostros ajenos, ajenos rostros... Estrellas de nadie, sin nadas...
Esteriotipos de otros, otros que no conocen... que agregan falsas promesas a este mundo ya falso...
Constructo del universo tan dinamico como egoista, individual.
Eregia del que piensa, del que sabe, del que siente un poquito mas.
Las hojas, la belleza... todo sino se vuelve rechazable, impuro,
Fama me decis? Y cuando se vuelvan viejas?
Alguien las querrá?

Enamorarteme...


Enamorarteme...

Bueno…
La linealidad del tiempo es irreversible no?
A veces te podría dar millones de partes de tiempo.
Y puede ser que ninguna te alcance para logra hacer lo que te proponés.
Entonces, tu pedido de tiempo... quizás agote mi paciencia.
Pero también debo de entender... y así somos las personas racionales no?
Entonces....
Te doy millones de millonésimas partes de tiempo... que son mías... pero que te las otorgo, en pos de que hagas lo que tengas que hacer, y luego sin mas, regreses...
Pk sino, mi tiempo, el que ahora es tuyo, pk te lo otorgué... no será una inversión de tiempo
Sino sólo un desperdicio...
Y lograrás agotar la espera
Ve.... yo espero...
Mi espera será tu compromiso!
El compromiso tuyo era que prometías volver…
Por eso me pedías 4 segundos de mi mundo. Te acordás? Para proyectarlos en el tuyo…
Pero en fin... las personas somos multifacéticas...
Sino todo sería monotonía.
Entonces…
Entonces…
Entonces, me dejaste.
Y entonces, entonces te fuiste.
Pero me dejaste contando…
Y ahora... Ahora quiero mi tiempo.

"Fusion de cosas sin sentido"




Las cosas funcionaban como cosas y cosos...
Y al coso de este coso se le olvido la cosa... o la perdio. Y esa cosa era la cosa del coso que tenia la otra cosa, y como tal funcionaba como buena cosa, un decir de representacion de cosas y cosos: La Gran Cosa-.
Ese coso no funcionaba como cosa ni coso, ya que no tenia la cosa que deberia haber tenido como el otro coso...o la otra cosa, que si la tenia.
La cosa era buscada como coso y no como cosa...
En fin, la otra cosa se puso frente al coso... y el coso la cosifico... algo asi como membresia de cosos y cosas...
Asi fue como el coso este recupero la cosa... que era otra pero similar a la cosa anterior, o sea... la cosa que le faltaba al coso hizo quedar al coso como el coso anterior... pero con otra cosa digamos...
"Parecidos pero nada iguales"....

Sushi.


Hay que reprimirse…escaparse…empezar a hacer. Dejar de estar sólo parado viendo gente…y quejándonos de lo que nos toca... este es nuestro momento… ya nada nos lo impide…pero debemos darnos cuenta de la oportunidad.
Puede ser que nuestra vida se torne obsoleta…para dejarse vivir nos hace falta mucho más que valor. Y con esto me refiero a ellas, la historia de ellas dos.
Manita y Manula son dos amigas. Se conocieron después de tanto conversar y quizás nunca cruzaron palabras de comunicación…siempre era más que nada un “hola ¿como estas?”, la otra respondía “bien acá andamos, como siempre”. Y así una a la otra y viceversa… como siempre solemos hacer cualquiera de nosotros…un dialogo sin intercambio, como si no nos importara. ¿Qué queremos decir al responder: “bien, acá andamos”? Es decir, ¿bien cómo?, ¿acá andamos?, ¿por dónde andamos?
Fue así como las dos decidieron conocerse mejor…lejos de aquel dialogo infecundo, ahora las charlas se volvieron de titulación periodística…los chismes entre ellas son más comunes que en cualquier medio amarillista…
Las vueltas de la vida. A decir verdad…la gente que apenas se conocía ahora se junta a charlar y entra hablar de nuevas cosas…y generar nuevos vínculos que anoche perdió.
Así es la vida de Manita y Manula. Cada una obviamente con su complejo de histeria, y de superioridad para con sus respectivas manías.
Fue muy interesante conocerlas a ellas, pero por separado. Es que de esa manera te dan la oportunidad de no empezar con los prejuicios y peripecias que llevan a indagar a uno en cómo son las personas…y nos ponemos a divagar haciendo conjeturas de si es o no es buena persona, amable, paranoica, ansiosa, nerviosa, bohemia, tranquila o inquietante. En fin, cuando las conocí, las conocí por separado. Ninguna sabia de la existencia de vida de la otra. Por ahí uno que otro comentario mío hacia saberle a una, a cualquiera de las dos, que había una persona en el mundo que era o se llamaba Manula o bien que era o se llamaba Manita.
La cuestión que encierra mi historia es que las dos eran unos grandes personajes por separado. De aquellos que nunca suponemos juntar. Pero dadas las coincidencias, circunstancias y los sucesos que atravesaron la época, bueno, Manita y Manula se juntaron, y ahora son amigas inseparables. Diría quizás que hasta prueban la convivencia…pero cada una tiene su sitio, su hogar.
Que bárbaras que son las dos…como se embellecen cuando quieren salir. Estas mujeres de verdad intentan conquistar el mundo. Ojala lo soñaran a sus pies, para que se dieran cuenta de lo maravillosas que son. Yo en singular, me he enamorado de las dos. Me siento vulnerable por cada una de ellas como si cada una fuera única para mí. Pero aquí esta el terrible error. Es que son dos…pero bueno.
Los tres siempre soñamos con dormir juntos alguna vez. ¿Quien no hace eso con sus amigos? ¡Pero que payasadas! Me hacen sentir como en el circo. Ponemos música y bailamos con la frenética de los desolados. Finalmente me enorgullece decir que nos tenemos para ambos tres.
AH! Y ni hablar de juntarse a comer, pk enseguida nomás le preparan a uno unos mates amargos…que a mi particularmente me dan calambre, pero los acepto pk no me hacen mal. Es decir los mates no pueden hacer mal cuando vienen de personas confiables…
A mi me hacen sentir muy bien sus palabras.
Las siento dentro aunque no me las digan...a veces las leo como si me las dijeran. Y aunque a veces las sienta tan lejos, siempre les hago lugar para que vuelvan, y me las imagino de regreso, y aunque no tenga buena memoria, siempre las recuerdo. Como olvidarlas si se convirtieron en doncellas para mí.
Creo que fueron como el sushi, uno sabe de él pero no lo conoce, y no sabe que se siente, o qué verdaderamente es en esencia, hasta que lo prueba por primera vez.

Sinestesias

Habría andado por montones de bosques… pero sin embargo cayó… Tropezó y decidió no levantarse…costaba muchísimo erguirse…sobre todo después de lo feo del barro en sus vestidos…
Se había pasado la tarde cazando mariposas… feliz pk no había juntado ninguna...como esas ironías que se le sueltan a uno de vez en cuando de regreso a casa… Pero tropezó y eso la hizo menester de cariños que no estaban… como el infortunio del destino. Muchacha entrometida ¿para qué se hace pasar por la reina del bosque?
Y susurra pensando a través del claustro, mirando hacia la ventana que la conecta con el mundo ahora. La meticulosa audacia para planearlo todo, esta vez, no le servirá, ni siquiera para escaparse en vida de las paredes que le agobian, que le sollocen el alma despellejándosela a migajas. Y se consume de apoco… lenta y suavemente… mientras la poca cordura, la que tenía antes de la fatiga del tropiezo, se le apaga dulce y tiernamente. Se le hace notar a través de sus enamorados ojos…allá, que se nutren de lo perdido, como mirando sinestesias, cruzando auroras fúnebres que no le sacan sino de su letargo… disipando la azuleja gota de lluvia en el cristal que refleja su pelo negro… Entre amarillos y grises…se destapan aquellos sus ojos serenos, que irradian el tormento de su alma, y debajo de ellos, casi escondiéndose, palidecen sus mejillas, con un blanco color escarcha… Se le reseca la boca de la manera que lo hacen las arenas, y le brota un tono color morado, y el ambiente hace que se partan sus pequeños labios, ríos de sangre que corren por esos bordes de sal. Lloraría si encontrara motivos. Ni siquiera se siente sola, su soledad es la más cercana compañía.
Y enmudece…gritando hacia sus adentros...solo esperando morir para confirmar su creer conocer la libertad.

Pureza fuerte.

Me quedé maravillado…ante una presencia incólume, y allí estaban sus ojos anunciando una figura inimaginable…pero de aquellas que no creemos encontrar en la propia vida.
Seré menos persona si llegara a acercarse. Nunca pensé conversar con semejante paisaje. Perplejo, medité. Me di cuenta de que, habían sido pocas, casi ninguna, las veces que una mirada como esa, me inspiró tanta sinceridad.

Los sin cerebro.

Le recomendé: “Dejá de pensar tanto...te hace mal...a mí se me salió la cabeza por la oreja antes de ayer… De tanto escucharte” (Por debajo casi instantáneamente).
Será por eso que creo que las cosas se ven de otros hartos colores… ¿será?
Sin poder dormir uno piensa que extraña tantas cosas…como el poder enviciarte con muchísimo, muchísimo baile y desfile de copas de helado.
Hay que aprovechar cuando las neuronas se ponen de acuerdo. Esa es mi opinión.
Me recriminaba: “Que me mandaste un beso....pero yo prefiero los besos que se dan...los personales”. Y yo le decía: “Dejá que las cosas pasen como ellas mismas quieran pasar”. Y siguió de esta forma: “Te estoy vigilando sigilosamente no desesperes que observaré cuando me quieras sentir muy cerca…algo más que sólo curiosidad de mi”.
¿Me entendés ahora? Siento que el corazón a veces debe descansar.
El griterío no se como empezó, pero sin embargo yo conservé, como siempre, mi postura pasiva. Aunque la verdad me inquietaban sus comentarios. A ella siento que de vez en cuando le enervaban los míos también, digo ¿no? Pk sino no hay otra forma de haber escuchado tantos comentarios contra mi persona como los que me escupió aquel día, me dijo de todo menos un “te quiero” con amor. Considero que fui bastante caballero aunque también hubiese deseado tirarle con la billetera…pero tuve miedo de que me robara la plata. Nunca me hice problema... menos ahora. Total… se que todo se va a arreglar.
Nunca pudo pronunciar bien las erres. Por eso, entre tanta publicidad que generábamos de nosotros mismos para con el barrio, que escuchaba casi todo, de no ser por las paredes y el techo, me daba gracia su forma de dirigirse en forma verbal. Y a pesar de todo siempre fui de adorar su carita de ángel. Que la tenía y era orgullosa de saberlo.
Pero qué parada de carro que me dio ese día. La verdad que estaba inaguantable… ella siempre tan expositiva…recordaba todo lo que nos pasó siempre, eso es bueno, creo que por lo menos para mi significa algo.
“Pensaba, te juro que de verdad pensaba que lo tuyo era curable”.
Pensamos en realidad que ya nos habíamos olvidado de lo que era el amor.
Se puso intolerablemente chinchuda. Me recomendó que me tirara por el hueco del ascensor…sin premeditarlo obviamente que no accedí, ¡eso ni pensarlo!, no soy de los que comenten locuras ajenas, que se tire ella, o mejor aún que me tire ella a mi, yo no voy a cumplir su propia voluntad. En fin, como ciclotímica de muchos años de antigüedad, se debe haber comprado el carné de socio vitalicio en el menú de las psicodélicas. Y yo que no suelo llenar mi cabeza de pensamientos bobos…pk nunca fui de exagerar mis problemas… ¡Pero que se le turbe la vista a esa mujer! ¡A mi no me cerraron nunca las cosas como ella las planteó…!
Y ahora que cargo con un dolor de estomago terrible…Desearía hacerme un té de esos que me hacía con las hierbas del fondo de casa que cultivaba papá…esos sí que eran purgantes…Ahora existen tantas porquerías…como las pastillas que le envenenan el alma a uno…que encima se considera su propio medico de cabecera y se auto medica…y termina después peor que antes…
Bueno estábamos en el dolor de estomago…si, bueno me dolía la panza, a grandes rasgos más o menos describo el dolor: es como si algo me consumiera, como si no me pudiera mover, estaba todo hinchado como entre lleno pero a la vez vació, que raro no?, además sentía que las vísceras me iban a explotar, sentía que me ahorcaba la cintura del pantalón, como si fuera a estallarme algo adentro…Y para sumarle a todo el remordimiento de la situación, que francamente no era nada agradable ya que considero que es terrible el dolor de estomago, bueno a nadie le gusta que le duelan las partes del cuerpo o sentirse de alguna manera raro…salvo que tenga algún problema con los gustos y deseos y que le guste el sadomasoquismo, de verdad existe gente así….bueno otra vez me fui…ah si lo que quería contarles es que…AH! Para sumarle gravedad a la situación es que me moría de hambre, estaba más necesitado de comer que el famoso “Chavo del ocho”, pero algo me decía, en el interior del estomago justo donde comienzan los primeros abdominales: ¡no comas… estás lleno! Yo no lo podía creer lleno de qué, seguramente lleno de aire, no podía entender que no pudiera comer pk mi estomago no me lo permitía…uy! Además con lo goloso que suelo ser…! Nada frena a alguien que come aunque le apaguen las luces…nadie o nada detiene a un barril sin fondo, será pk mi vieja siempre me dice que me parezco a mi abuelo…bue! la cuestión es que él, es decir mi abuelo, era igual que yo, o sea, yo soy igual que él mejor dicho. ¿No se si me entendés?
La cuestión es que no se como me curé del atado en el vientre que tuve. No te imaginás en el estado de poca persona que me sentí.
Nunca faltará la oportunidad en que lo recuerde con lujos de detalles, nadie se olvida de las experiencias no gratas. Al menos no en la menor medida.

Saracatonga music!


Tambien escribo acá!

Mi foto
Ellos y nosotros... Enamorados de la vida... Pero como todo amor lleva a la locura... Locos enamorados entonces, para así ser felices jugando en una bohemia imparable... Y así, viviendo, aprehender la vida misma Buena suerte revivir recuerdos del nacer ayer en un encuentro que ahora es cercano...

Seguidores

Comenta- Carajo!

Esbozos es Argentino

Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina. esbozosderutina.blogspot.com Derechos reservados de autoría!