Domingos 2.0


De vez en cuando

Uno también muere los domingos

Casi cuando llega o le atraviesa la tarde

En su purgatorio lento

Que apaga soles

Y se adentra noctámbula

Para posarse sobre otras cosas.

De vez en cuando

Puede que morirse un domingo no le baste

Sentirse como neblina

Espuma espesa turbia

Que le recae y le cubre

Y no como nodriza

Quiere gritarse desde adentro

El llanto le llama a una madre

Pero nada de eso le salva

En verdad uno muere acaso los domingos

Se baja hasta la pobre sombra de si

Y se mira estupefacto

Tambalea por sobre el borde de la cornisa de su locura

Y se vierte en sangre

Llora por los poros un poco

Y se tapa el llanto para ahogar la tristeza dentro

Y disimular para afuera

No vaya a ser que los demás vean cosas que no son

Y nadie venga a salvarnos

Nadie.

Ay los aires que son amargos

Vengase señor a compartir mi frío

Me siento falto de mí

De mi confianza

Le pido que no me grite

No me regañe

Estoy disimulando que me encuentro

Y por si acaso

También muero uno que otro domingo por la tarde

Y así ando,

Se posa sobre mí la lámpara azul

De mi recuerdo

Me traigo a mi boca un par de veces

Para recuperarme de la sed de mí

Y me voy lento pardo

Por sobre una calle que he dado en tejerme

Para no perderme rumbo

Y no olvidar de mis sueños

Que están aquí, solo que los tapo.

Es que nos fuimos dando cuenta

De que el campo es ancho

Vio

Y nos cuesta trotarlo

Será por eso tal vez que uno muere de vez en cuando los domingos?

Y como llueve…

Déjame de llover, por favor

No tengo paraguas

Y me invade la amargura.

Mírame aquí

Ando con mis ilusiones atadas a un bolsillo roto

Y se me van cayendo

Pobrecitas

No las juntes, es duro

Pasa que sabes que?

Nos vamos creciendo

No es fácil perdurarse

Es que hay mañanas en que quizás me levante

Deba ponerme los pantalones

Y posarme allí, en la ventana de mis ideas

Ver de nuevo enroscarme

Sentirme un tonto, y otra vez

Entrar al mundo, entrar al mundo.

Es por eso que uno muere también

De vez en cuando los domingos.

Para respirar otros aires vio

Total no nos cuesta la esperanza

Y usted bien me esta viendo

Pero no comparte mi rol de trotamundo

No vaya a ser que le atormente

Mejor déjeme ahí

Con mi rejunte de versos e ideas

Que sí, ellas matan los domingos

Pero gracias a ellas muero,

Y también vivo

Me revivo

Muero dos, tres, un par de veces por cada dos semanas

Pero y mire como se me aparecen las cosas,

Me traigo en hambre, se me hincha la panza

Huelo la mugre de mi que me lame por sobre la peluca

Y siempre que me duermo

Me reviento la cabeza

Pero vea, muero y vivo, por mi

Y las ideas.

Siempre de vez en cuando

Salgo de mí

Doy un paso rengo en falso

Me disloco

Y voy a suicidarme por ahí

A volarme la cabeza

A morir en los domingos.

Pero solo, a salud de mí

Solo

De vez en cuando.



gracias a vos, a veces me salvo a mi...

Saracatonga music!


Tambien escribo acá!

Mi foto
Ellos y nosotros... Enamorados de la vida... Pero como todo amor lleva a la locura... Locos enamorados entonces, para así ser felices jugando en una bohemia imparable... Y así, viviendo, aprehender la vida misma Buena suerte revivir recuerdos del nacer ayer en un encuentro que ahora es cercano...

Seguidores

Comenta- Carajo!

Esbozos es Argentino

Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina. esbozosderutina.blogspot.com Derechos reservados de autoría!