Soportes

Ahhh…
La película de la vida…
Los 8 mm que ruedan frente a mi, y yo que la veo pasar.
Los cañones que acosan. Me acaban. No se soportan.
No quiero las luces.
Esconderme. Desaparecer. Ni siquiera quiero el camino a casa…
Los cambios repentinos de las cosas…
Cuando funcionan, funcionan, en caso contrario de la vida, las vuelvo funcionales, atrayéndolas hacia mí.
Para acá, hacia mi desidia.
Las conjuro con mi descompromiso.
Las risas primaverezcas, los deslices, las miradas de pureza y de complicidad.
Esas cosas que te da la reciprocidad, no?
Parece tan magico cuando se siente…
Y a la vez suena como tan irrelevante pk siempre esta.
Ni ambigua es la cosa.
A veces se suelta y es lo flexible, a veces es presión la que no soporta.
Entonces, me odias haciéndome querer.

Feliz dia….

Si algun dia escribiesen sobre mi, quizas tambien vos aparezcas indudablemente en esos conjuros. Por los años de caminatas, te acordas?
Hay muchas historias, algunas las prediseñamos juntos. En otras solo te aparecias como por la magia misma, a dar volteretas por aquí. Y entre las blasfemias de niños que soliamos soltar, tambien mirabas raro, y mirabas con risa. Tambien con carcajadas…
Eramos un angulo casi perfecto…. La arista de los problemas de padres…
Eramos la orbita, vos girabas ante mi, y yo formaba los equinoccios del tiempo.
Los “subes y bajas” eran los solares, nuestros afrodisiacos.
El barro nuestro mejor escultor!
Hubo un lapso de demora.
Me pare…
Di la vuelta… y al final, como en la calesita, vos estabas ahí, siempre cuidando mis espaldas.
Gracias…
Cuando volvemos para atrás?

Feliz dia….

Maniatura.



Hace como dos nochecitas que llegadas ellas empiezo a causar sensaciones de pelotudeo en mi.
No se si serán lo cogollos…
Que será?
Es como un vacío en el vientre… sin haber comido. Un mes.
Como cuando te agarra sueño. Pero de vagueza.
Y el desgano. Otra vez la extrañeza.
La dejadez.
Y los retorcijones del intestino…
Sin ganas de nada. Y ahora, la preocupación de invadir, invadir la vida con el sinsentido, el de no hacer nada, la nada, la nada ataja. Nieva.
Pobrerío de ideas. Y ni siquiera me limito a pensar, o a querer pensar en tener ganas.
No me dejo a nada.
Me dibujé una bola de nieve justo a la altura de la panza, ahí donde supuestamente se siente la cosa. Y nieva más.
Intente prender fuego en la cocina… y nada.
Seguro hay luna llena estos días.
A principios o fines de cada mes sale la luna llena.
Puede ser que sea por eso…
Que te estas volviendo más sensible.
Y ahora, ahora sientes a la luna. Ya dejo de nevar!
Cuando ella esta llena es más fuerte.
O bueno, se siente más!
Estoy raro, quizás algo estará cambiando en mi…
El sentir, se siente.
Me quedaré disfrutando de mi sensibilidad…
Y ahora, ya no hay ganas de que llueva… tampoco de llorar.
- ¡Que sutil!
- Y… la gente, la gente a veces se vuelve loca. Su deber es hacerlo.

Encalamité juci

En consonancia con los pajaritos, me puse a pensar en lo bueno que sería ubicarse sobre la esa ménsula y mirar hacia abajo sin temor a caer. Sería fantástico saber volar sin la necesidad de contar con alas. Echarse a volar como analogía de formas fantasmagóricas, risueñas, ensoñadoras, vivientes… con libertad.
En silencio del viento…
Las hojas…
En el polvo, en el aire, los aromas de vaguedad…
No me conformo solo con mirar…
Y vos miraste sólo el horizonte…
Nos llevemos de la manito…
No me conformo con mirar…
Que me importa a mí el horizonte, hay tanto antes de llegar hasta allá.

Saracatonga music!


Tambien escribo acá!

Mi foto
Ellos y nosotros... Enamorados de la vida... Pero como todo amor lleva a la locura... Locos enamorados entonces, para así ser felices jugando en una bohemia imparable... Y así, viviendo, aprehender la vida misma Buena suerte revivir recuerdos del nacer ayer en un encuentro que ahora es cercano...

Seguidores

Comenta- Carajo!

Esbozos es Argentino

Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina. esbozosderutina.blogspot.com Derechos reservados de autoría!