Dharma.


Dharma

Cantaban al pasito… “rondeando”.

Había un sin número de puertas,

y recuerdo, era el festival de los cuerpos celestes.

“Rondeando”.

Despacito… Gira y gira…

Y luego…

Ahí se detenían las figuras…

Cuando se les anunciaba marchar.

Entonces, armaban una gran fila…

Una hilera interminable de gente que esperaba su turno.

Y así se veía, larga cola…

Las animas esperando entrar en sus paquetes al mundo.

Del otro lado del paisaje (del otro lado del mundo)

también había un camino:

Estaban aquellas otras, las que se habían bajado del circo.

Y volvían al ruedo, a continuar cantar.

A esperar otra vez,

su llamado.

Así era como nosotros (iluminados),

éramos llamados a nacer, una y otra vez…

De vez en cuando moríamos, dejábamos la utilería,

y nos bajábamos del juego del mundo…

Para dejar de girar en él.


Y así nos divertíamos.

Contentándonos con nacer.

Molestándonos por morir.


Después nos desfogábamos, y olvidábamos quienes habíamos sido en aquellas nuestras “pasadas por el mundo”, en aquellas nuestras tantas otras vidas…


Siempre, en algún lugar, se produce el recambio…

Es por eso, que mientras unos van… otros vuelven.


Entonces fue cuando los vi caminando.

Uno… apenas escribía definiendo su nombre, de a poco asomaba sus ojitos…

El otro… se despedía casi sin decirnos adiós.

Y luego, sonreí…


Todos somos fantasmas,

aun poniéndonos los chalecos,

para salir por allí,

e ir a vivir en realidad.


NotA: Les dejo la musica para leer esto hoy...




Comunicación.


Cuando vamos y siendo uno,

Sumamos uno y dos,

Nos desentendemos...

Paso seguido:

Aprendemos a hablar,

Hasta hacemos mímica.

Y Dibujamos el silencio...


Pero luego, pareciera que resumimos todo,

Con aquellas, exuberantes e infinitas,

Las nuestras miradas.

Que surcando el aire,

Nos comunican…

Nos invitan…

Y enigmáticamente, nos conjuran

Y lo atrapan todo.

Encuentros...


Encuentros.-

Antes de leer:

Se dice que la gente se encuentra, que provoca experiencias...

reales,

y yo, luego

las escribo...


0.1

Si no tuvieras música, como escucharte?

Es por eso que vienes con música.

Es por eso que defino tu composición.

Todo, el amor, suena a melodía...


0.2

El compositor inmaculado…

Veía con ribetes una minúscula cápsula,

partículas del onírico...

Es un ensueño,

algo anormal pensar que por estos tiempos

uno puede imaginar,

sentir y hacer lo que se le antoje.

Anodino.

Después de un trago de agua,

te lleva, te invita,

te acomoda a no pensar...

Fíjate bien ahora,

los sueños...

los sueños vienen en pastillas.

Al menos eso fue lo que le receto el médico,

Pk no podía permitirse

seguir estando loco.


0.3

Saliste a revolcarte por ahí,

Montabas olas, jugabas y veíamos que te reías.

Pero luego, te perdimos.

No estabas!

No-no, no habías muerto…

Te habías perdido como parte del mar!


0.4

Nos sentamos,

Nos convidaron con fuego.

Ahí,

Apenas armonizábamos con música.

Luego,

Te pusiste a fumar.

El recipiente de nuestro vuelo,

Cayó al fuego.

Miraste,

Sin dudar metiste la mano.

Sí, sí, perdiste el miedo.

Dijeron que estabas loco.

Yo pensé:

Siempre nos convencieron de que el fuego quemaba.

Y Tú, ahora,

Juegas con él.

0.5

Eran ya nuestras las vidas.

Un simposio.

Nos encontramos con más.

Nos amontonamos.

Ahora que somos muchos,

Nos miran,

Nos tienen miedo,

Ahora que manchamos

Los locos preocupan,

Rompimos la siesta,

Nos despertamos,

Nos tocó…

Inventar nuestro tiempo.


0.6

Camina,

Ve y anda sobre la marcha.

Sácate los ojos del fanatismo.

Anteojeras,

Que no dejan vernos nada.

Es mejor,

Llamarnos,

Acudir al encuentro.


0.7

En vista del solsticio de invierno,

Acudimos al sol.

Por entonces,

Preparamos las armas,

Y allá fuimos...

A luchar porque esta vez,

Nos llegue la primavera.


Gracias a mis queridos "seres imaginarios", que motivaron estos encuentros.


El corto sueño de las vagabundas.


El corto sueño de las vagabundas.

Sueña que se ve bonito.

Una casa…

una culebra, una ventana cruzando el río.

Mirala,

sentada ahí,

a lo indiecito.

Sus ojos verdes, maquinas de volar, son maquinas del tiempo.

Ella es una pirueta,

que sube y baja.

Se detiene en lo alto de los soles, y vuelve y va…

Tapándolos.

Mirando y mirando,

vaya a saber dios qué cosa…

Y vuela mirando.

Descubriéndose con alas.

Anonadando espacios,

cubriendo pausas del tiempo.

Volando ahora,

volando...


Tu cantabas…

cantabas bajo.

Como teniendo miedo.

Yo miro lo tuyo...

Espero mi sonrisa...


Regalame tu sonrisa.

Tus labios se ven bonitos,

también...

cuando sonríes.




Saracatonga music!


Tambien escribo acá!

Mi foto
Ellos y nosotros... Enamorados de la vida... Pero como todo amor lleva a la locura... Locos enamorados entonces, para así ser felices jugando en una bohemia imparable... Y así, viviendo, aprehender la vida misma Buena suerte revivir recuerdos del nacer ayer en un encuentro que ahora es cercano...

Seguidores

Comenta- Carajo!

Esbozos es Argentino

Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina. esbozosderutina.blogspot.com Derechos reservados de autoría!