Viajes/ Km. 12


Retorno (la pequeña muerte*)

Los peajes del mundo, de las rutas en los cuales invertimos dinero para pasar de un lado al otro, de un momento al otro, en ese transito continuo del mundo, de las cosas, de los días. Miro hacia atrás, y me pregunto: cómo es que empezó todo.

Me respondo imaginariamente, inclusive casi convenciéndome de ello, de que es así: empezó porque vinimos al mundo.

Es así, el cuerpo se inventa como un trasporte gracias al cual podemos llevar el alma a la experiencia.

Así es, desde el mismo momento que salimos de mamá. Luego uno se yergue, y desde ese instante propio en que uno empieza a caminar, ya con el primer paso de autonomía nomás, empieza el viaje incierto hacia la vida, comenzamos a recorrerla, a transitarla por autopistas, tiempos que nos tocan vivir.

No podemos hacer nada ya con ello, pues, somos historia misma, no podemos salirnos fuera, pero si podemos imaginárnosla, saltárnosla con el intelecto, creándonos imágenes para vernos en el futuro, o encontrarnos con el pasado. De cualquier manera, así, se nos escapa el tiempo.

No sabemos si nuestro destino esta construido, o no. Que nos vaticinen lo que quieran, pues eso no nos importa, nuestra actitud como hombres nos hace creer que algo no está ahí, como un punto fijo, esperándonos.

Sino, no habría motivos de sorprendernos, de esperar, de esperanzarnos, de soñar.

Será que al mismo tiempo de que el destino esta construido, lo vamos haciendo al recorrerlo? O será que en el inconciente lo sabemos todo, y en el conciente, cuando llega la realidad, jugamos a sorprendernos…

Qué será?

Yo creo que si la vida es un viaje, nos puede pasar de todo, y habrá que resolvernos.

-Ozi, traje tus cosas mágicas. Tus cosas mágicas en mi techo funcionan. De verdad que funcionan. Me atrapan en los sueños. Sobre todo ahora que después de tanto, tengo mi cama, ahora que puedo dormirme tranquilo. Dormirme y empezar a aceptar todo, es la vuelta al reacomodarme. Descansar.

Me entendés?

Hacia el fin de las cosas, amor, cada uno buscó su camino, por ello se encontraron nuevas caras, otros destinos.

Es por ello que hace poco comenzaron las despedidas y que todos comenzaron una marcha diferente, tal así que ya casi nadie sabe quien será el último que se volverá.

Sobre todos los viejos.

Se sabe, amor, que este no es el verdadero final de las cosas, cada uno de los que se quedan, salva profundo, muy dentro suyo, cada una de aquellas pequeñas cosas que compartimos. Sobre todo se tienen la certeza y la seguridad de que las cosas volverán a su sitio… solo que esta vez, algunos de nosotros nos hemos tomado un merecido descanso.

La vida es un continuo en búsqueda, amor. Por ello sigue caminándola.

Cuando reviva por otros lados del tiempo, sembraré mucho más de lo que hubiese querido alguna vez. Completamente diferente desde aquel día en que dejé mis cosas en su sitio. Muchos sabrán quererme aunque este en lo más alto del lugar más alto. Siempre arriba pensaré en aquéllos que mojan sus párpados y los que los tiñen de un color rojizo. Buscaré la manera de decirles que nunca me fui, que pertenezco a ellos en un recuerdo infinitamente posible, que hace viva mi existencia hoy allí, donde precisamente me necesitan.

Oportunidades nos sobran, mi querida. Mañana empezaremos otro viaje pk es necesario no dejar de soñar, es necesario liberarse, amar y consentirse. No llores, porque el paraíso esta ahí. El mundo es muy pequeño para nosotros que somos viajeros.

Respira… respira.

Estoy ahí contigo. Sublime.

Acaso no lo ves?

Mañana estarás pensando en soledades, por eso ten fuerza.

Es el momento de pensar en soles para no derrumbarse.

Yo nunca terminé de darme cuenta de lo feliz que eras conmigo, de lo muy bella que eras al tratarme. Ahora que no te tengo, demasiado duele este incomunicado. Que me sobra. Mi estomago saldrá despedido gritando, con alaridos!

Es hermoso hasta mirarnos las manos por aquí arriba, en ellas reflejan estrellas, a veces contigo!

Siempre habrá motivos para nosotros dos, extrovertidos en el mundo, amor!

Yo creo que nunca hubo mejores tiempos que los de vos, yo y los pichones relativos a la conexión cibernética de este mundo.

Es la vida, es el camino, en fin, el fin.

Lo que nos hace, nos hace posibles, lo que nos hizo.

El amor.





*La pequeña muerte hace referencia a un escrito de Eduardo Galeano, escritor uruguayo.

6 esbozos de rutina:

carmeloti dijo...

me sangra el sentimiento al leer esto, porque en el fondo la vida es un viaje en busca del amor, con destino escrito o por escribir...

amores en silencio, por miedo a perder el destino, que una noche nos fundió y hoy nos deseamos en silencio aunque seamos dos amigos no-conocidos, y eso ¿estaba escrito?
¿hemos desafiado al destino?

la respuesta da igual el dolor es el mismo

beatriz dijo...

Hola!!
Muy buena entrada. me gustó.

SALUDOS

claudia dijo...

MUY BUENA LA ENTRADA EN LA "PEQUEÑA MUERTE"...es necesario empezar de nuevo, no dejar de soñar y LIBERARSE. un abrazo

lidia dijo...

la pequña muerte cotidiana,que va pasando silente,y no se verá el mañana...no se salió de mi y te lo dejo
un abrazo inmenso
lidia-la escriba

Esteban dijo...

Gracias a todos por sus aportes que enriquecen mi espiritu y alimentan las ganas de seguir escribiendo...

Saludos grandes!

Maga dijo...

hermoso, compilicado y tan simple drama el de existir y buscar un fin al infinito deseo de amar.
Letras con sabor a tristesa y alegria. HERMOSO

Saracatonga music!


Tambien escribo acá!

Mi foto
Ellos y nosotros... Enamorados de la vida... Pero como todo amor lleva a la locura... Locos enamorados entonces, para así ser felices jugando en una bohemia imparable... Y así, viviendo, aprehender la vida misma Buena suerte revivir recuerdos del nacer ayer en un encuentro que ahora es cercano...

Seguidores

Comenta- Carajo!

Esbozos es Argentino

Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina. esbozosderutina.blogspot.com Derechos reservados de autoría!